Excesivo mercantilismo con la salud provoca muertes en clínicas

Siguen exigiendo miles de pesos para atención

Rafael Mena, presidente de Andeclip.

El negocio de la salud en la República Dominicana es cada vez más implacable con los ciudadanos de mayor vulnerabilidad, que mueren muchas veces en la camilla de una clínica mientras los familiares buscan por todos los rincones los hasta cien mil pesos exigidos para atenderlos.

Es una situación que se vive a diario en el país y que las autoridades le prestan la mínima atención, por la vinculación de algunos actores con los grandes centros médicos privados y las ARS.

Son cada vez más frecuentes las denuncias de familiares de personas que ameritan atención urgente, que se topan con la exigencia de depositar miles de pesos como condición para ingresarlos, lo que se complica los fines de semana cuando las instituciones bancarias están cerradas.

El presidente de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip), Rafael Mena, reconoce que que “en algunos momentos algunas clínicas han caído en esas prácticas.

Admite que las personas con cobertura de la Seguridad Social deben ser atendidos en los centros privados, dejando la discrecionalidad de pedir anticipos solo para aquellos casos que no cuentan con un seguro vigente de alguna Administradora de Riesgo de Salud.

Sin embargo, justifica que las clínicas que incurren en esas prácticas lo hacen para garantizar el costo de los medicamentos de las personas ingresadas..

Según dicen también esto puede ocurrir con clínicas que no tienen acuerdos con las aseguradoras a las están afiliados los pacientes que van en busca de asistencia médica.

La Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) ha tratado el tema como tibieza.

Se limita a condenar la práctica y en cierta medida pone sobre los hombros del afiliado la responsabilidad de iniciar alguna acción.

Los pacientes víctimas de estas prácticas suelen ir en estado de gravedad a las clínicas, pero la recomendación de la Silsaril es que cuando eso ocurra los pacientes denuncien las clínicas, como si la muerte entrara en pausa.

La Sisaril recordó, a la población que la resolución 00156-2008 establece que se prohíbe el cobro de anticipo o depósito con cargo al afiliado del SFS previo a la atención, si el centro tiene contrato con la Administradora de Riesgos de Salud (ARS).

Hasta el momento no hay constancia de que ninguna clínica haya sido sancionada por esta práctica y la SISARIL se limita a recomendar que el paciente “eleve una queja”, tras reconocer que la práctica es ilegal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba