Ahora Punta Catalina es una “maravilla” luego de los ataques

Celso Marranzini, destaca la importante estratégica de las plantas de Punta Catalina, que ahora está “gardeando” el sector empresarial que boicoteó el proyecto.

Por Williams Tell B.

El sector empresarial ha cambiado radicalmente la percepción que tenía sobre las plantas de Punta Catalina.

Un proyecto atacado por todos los flancos del empresariado, que prestó oídos sordos para acompañar al Estado en su desarrollo, hoy es catalogado como un activo de “importancia y valor estratégico”.

La opinión viene de uno de los más connotados representantes de ese empresariado, Celso Marranzini, quien por decisión gubernamental es hoy el  coordinador y supervisor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC).

Lo que antes se negaban a admitir, hoy esos mismos empresarios lo presentan como un logro, que es la generacion del 27 por ciento de la energía que necesita el pais, que en estos momentos convulsos lo aporta Punta Catalina, con un combustible más barato, el carbón.

Se trata de la mayor inversión del Estado en un proyecto, sometido a una intensa campaña mediática para restarle valor y el mérito de su construcción a las pasadas autoridades, calificada como “cuerpo de delito”, por dirigentes del partido de gobierno, en medio de la campaña electoral.

Celso Marranzini, un empresario también con intereses en el sector eléctrico, informó que actualmente la CTPC le está devolviendo 15 millones dólares mensuales al Ministerio de Hacienda. “Quiere decir que realmente Punta Catalina está funcionando y es lo importante para nosotros”, indicó.

Marranzini fue designado en la coordinación de la termoeléctrica por la Comisión Liquidadora de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) un día después de que el presidente Luis Abinader ordenara enviar el proyecto de fideicomiso de esa planta, al Consejo Económico y Social (CES).

Los empresarios del Conep, no han escondido su “deseo” de controlar ahora las plantas de Punta Catalina, aprovechando los estamentos que controlan ahora en el gobierno.

Celso Marranzini sostuvo que en el país se ha querido hacer ver las dos plantas a carbón como lo peor que hay, sin que eso se corresponda con la realidad. Recordó que se está llevando una auditoría técnica y financiera de ellas, cuyo proceso está en manos del Ministerio de Energía y Minas. “La planta funciona y nosotros tenemos una oficina en Santo Domingo, donde está todo el personal directivo y gerencial y donde trabajamos todos los días. El equipo de planta está en Baní, (provincia Peravia), donde fue construida la obra”, explicó.

Informó que existe la obligatoriedad de convocar a una licitación para operación y mantenimiento, tan pronto se tenga la parte administrativa funcionando como tiene que ser, porque ha habido un cambio y hay que entender que esto (en referencia a la obra) ha salido de la CDEEE y del Ministerio de Energía y Minas, para pasar a lo que Celso Marranzini prefiere llamar “el gran Punta Catalina”.

Destacó que se necesita un tiempo para organizar todo eso y es lo que se ha estado haciendo. “La planta está funcionando maravillosamente bien, estamos cobrando. Aquí todas las plantas salen de mantenimiento y nadie pregunta por eso. Ahora, si Punta Catalina sale una hora por mantenimiento todo el mundo habla del mantenimiento de Punta Catalina”, dijo Marranzini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba