Gobierno con silencio sepulcral sobre yate Flying Fox,

Agentes americanos son los que tienen control

Por Williams Tell B.

La procuradora Miriam Germán Brito ya tiene el informe sobre la situación del Flying Fox, pero no la ha dado a conocer.

Un manto de misterio sigue rodeando la situación de uno de los yates más lujosos del mundo, retenido en un muelle dominicano por las autoridades, en un episodio en el que han visto acción oficiales federales norteamericanos, lanzando por la borda el principio de soberanía.

Sobre la inmovilización en el puerto Don Diego de Sans Soucí del Flying Fox, el gobierno ha respondido con evasivas, ocultándole a la población que se mueve, dando espacio a la especulación.

La lujosa embarcación llegó a las costas dominicanas por La Romana y se movió a Santo Domingo, donde ha sido requisado por funcionarios de Aduanas, el Ministerio Público y agentes de la Oficina de Seguridad Nacional de Estados Unidos, una presencia que no se ha explicado tampoco al país.

El director de Aduanas, Eduardo Sanz Lovaton, tambien ha rebotado las explicaciones, aunque su organismo ha participado en las requisas al lujoso yate.

Se ha dicho que el yate es propiedad del oligarca ruso Dmitry Kamenshchik, pero no se ha confirmado oficialmente y sólo la Armada aclaró que tenía toda su documentación en orden, pero sus efectivos lo vigilan al igual que el Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria.

Aunque hay agentes norteamericanos involucrados en las requisas al Flying Fox, la embajada de Estados Unidos ha guardado silencio.

También la Procuraduría General de la República, que según el vocero del gobierno, Homero Figueroa, ya tenía en su poder los resultados de la investigación, cuyo motivo se desconoce.

La mañana de hoy se supo que agentes estadounidenses acompañados de autoridades nacionales, visitan con frecuencia en horas de la noche la referida embarcación, manteniendo contactos y conversaciones con sus tripulantes, unos 37 en total de nacionalidad rusa.

‘’No tenemos nada que informar, este caso está bajo la jurisdicción de la Embajada de Estados Unidos en el país con el apoyo de organismos nacionales, pero esperamos que se emita en cualquier momento, un documento oficial sobre el yate Flying Fox’’, han comentado fuentes militares.

El yate Flying Fox llegó a La Romana el 13 del presente mes y dos días después se produjo la petición al Gobierno dominicano por parte de las autoridades estadounidenses, para la retención de la lujosa nave en el país, que hoy lleva 18 días, sin que se den a conocer las razones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba