Quienes son los tres civiles que mataron a golpes a David?

El Ministerio Público ha sometido a cuatro policías y a tres civiles que estaban detenidos en el cuartel del Ensanche Naco, por la muerte del joven David de los Santos Correa, pero deja una nebulosa en torno a su retención en una plaza comercial donde fue esposado, interrogado por la seguridad y entregado a una patrulla que lo llevó al destacamento.

Los reales motivos de su detención no han sido asimilados por una gran parte de la población y también se ignora por que el joven fue ingresado a la celda del destacamento todavía esposado, lo que habría facilitado la golpiza que le propinaron tres hombres sin que intervinieran los policías de servicio.

Las autoridades no han explicado el historial ni desde cuando estaban en el destacamento de Naco los tres civiles señalados por la golpiza mortal contra David.

El caso investigado arroja una serie de lagunas y está ahora en la Oficina Judicial de Ser­vicios de Atención Perma­nente del Distrito Nacio­nal, apoderada de una solicitud de medida de coerción contra siete im­plicados.

De acuerdo a la informa­ción suministrada  por el Ministerio Público, el joven fue “golpeado de manera salvaje mientras se encontraba detenido en el destacamento policial”, de cuya acción acusa al capi­tán Domingo Alberto Ro­dríguez Rodríguez, el se­gundo teniente Germán García de la Cruz, el cabo Alfonso Decena Hernán­dez y el raso San Manuel González García (o Sari Manuel González García).

A los civiles Santiago Ma­teo Victoriano, Michael Pé­rez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña, quienes es­taban recluidos en la cel­da, junto a la víctima, cu­ya detención se produjo el pasado 27 de abril, tras ser arrestado en la plaza co­mercial Ágora Mall, luego de, presuntamente, haber escenificado un incidente con una empleada de una de las tiendas del centro.

El informe preliminar de la autopsia describe que, externamente, la víctima presentó abrasión en re­gión frontal derecha, ede­ma palpebral bilateral, hemorragia conjuntival, contusiones con abrasio­nes en codos, abrasiones circulares en ambas muñe­cas, edema en ambas mu­ñecas y dorso de manos, abrasiones en hipocondrio y flanco lado derecho, re­gión dorsal, lumbar y pier­nas, epidermólisis en mu­ñecas, dorso de manos, escroto y región lumbar, ocasionándole un trauma contuso craneoencefálico severo que le provocó la muerte.

El expediente indica que los civiles Mateo Victoria­no, Pérez Ramos y Martí­nez Peña, se asociaron con los policías para matar a la víctima, ya que le propina­ron múltiples golpes con­tusos en el cráneo y en dis­tintas partes del cuerpo.

Explica que la muerte “fue provocada con la anuencia de los miembros de la Po­licía, por la acción de en­cerrarlo, de manera ilegal, con las manos esposadas hacia atrás y por omisión a su deber de posición de garante ya que, contrario a actuar conforme al de­recho, los agentes faltaron a su obligación y materia­lizaron una conducta de coautores frente a los actos de tortura o barbarie co­metido contra De los San­tos Correa”.

El Ministerio Público esta­blece que cuando los tres detenidos golpeaban a la víctima, en vez de interve­nir para garantizar su inte­gridad, procedieron a es­parcir gas pimienta en la celda, lo que evidencia que “siempre tuvieron control de la situación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba