Trabajo cierra primera empresa capital chino instalada en RD

Sorprende drasticidad de la medida

La empresa Kingtom Aluminio cerrada por el Ministerio de Trabajo que alegó una serie de violaciones, fue la primera compañía de capital de la República Popular China instalada en la República Dominicana con una inversión de 530 millones de pesos.

La empresa, localizada en Guerra,  se dedica a la manufactura y exportación de perfiles de aluminio, cuya producción incluye  procesos intensivos en capital, como fundición, extrusión y laminado y fue inaugurada en abril del 2018 aportando unos 400 empleos directos y mil indirectos.

La empresa Kingtom Aluminio, está ubicada en el municipio de Guerra.

 “El establecimiento de Kingtom Aluminio marca un importante hito: no solo se trata de la primera empresa de manufactura con inversión realizada por un grupo empresarial de la República Popular China en nuestras zonas francas, sino también en todo el sector industrial de República Dominicana” se explicó en el acto de apertura.

Un agente policial procede a colocar el letrero dando constancia del cierre de la empresa de capital chino, que tiene una simbología en las relaciones entre los dos países.

Pero este viernes el  Ministerio de Trabajo or­denó el cierre de la em­presa Kington Aluminium, tras encontrar violaciones a la ley, entre las que incluye “prácticas abusivas que po­nen en peligro la vida de los trabajadores”.

Fueron constatadas viola­ciones sobre salarios míni­mos, horas extras, falta de un comité de seguridad y salud en el trabajo, descan­so semanal, falta de pago salario por vacaciones, no disfrute de vacaciones y jornadas excesivas de tra­bajo.

Todo eso está consignado en 56 actas levantadas en las últimas cuatro visitas a sus instalaciones.

Un equipo de inspecto­res, analistas y técnicos de seguridad y salud no­tificó que en cada oca­sión que la empresa fue inspeccionada presenta­ba resistencia e imposi­bilitaba la labor de investigación, poniendo en condición de vulnerabilidad a los traba­jadores, por lo que se pre­cisó del apoyo de la fuerza pública.

Al ser notificado sobre la situación de la empresa, el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps García, reiteró que “nuestro com­promiso es y será siempre velar por el cumplimiento de la ley y el respeto de los derechos de todos los tra­bajadores, sin excepcio­nes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba