Putin dice Occidente castiga al mundo con sanciones a Rusia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, acusó hoy a Occidente de sacrificar al resto del mundo con tal de mantener su dominio global, incluido a través de las sanciones contra Rusia, que – dijo – crean una crisis planetaria.

Presidente Vladimir Putin, asegura que occidente ha puesto a sufrir al mundo con una crisis, al señalar que las sanciones contra Moscú tienen un peso planetario.

“Estas sanciones están provocando en gran medida la crisis global. Sus autores, guiados por ambiciones políticas miopes e infladas, por la rusofobia, perjudican en mayor medida sus propios intereses nacionales, sus propias economías, el bienestar de sus ciudadanos”, señaló” en una reunión telemática con miembros del Gobierno.

“Vemos esto principalmente en el fuerte aumento de la inflación en Europa. En algunos países ya se ha acercado al veinte por ciento anual y en la eurozona en su conjunto los precios de las materias primas han aumentado más del once por ciento”, sostuvo el jefe del Kremlin.

Para Putin “es evidente”, que “la continuación de la obsesión por las sanciones conducirá inevitablemente a complejas consecuencias difícilmente reversibles para la Unión Europea, para sus ciudadanos, y para los países más pobres del mundo, que ya enfrentan los riesgos de una hambruna”, sostuvo.

“La culpa de esto recae por completo en las élites de los países occidentales, que están dispuestas a sacrificar al resto del mundo para mantener su dominio global”, enfatizó.

El mandatario sostuvo que Rusia afronta “con confianza” las sanciones sin precedentes impuestas por Occidente por su intervención militar en Ucrania, “gracias tanto a una política macroeconómica responsable de los últimos años como a las decisiones sistémicas tomadas para fortalecer la soberanía económica, tecnológica y la seguridad alimentaria”.

Putin llegó a afirmar que la victoria soviética sobre la Alemania nazi hace 77 años que Rusia celebró el lunes “se logró no solo en las batallas en los frentes, sino también debido al poder económico de nuestro país, que en ese momento se enfrentó al potencial industrial no solo de Alemania, sino de casi toda Europa”.

“Nuestras empresas productivas están ocupando paulatinamente los nichos que quedaron vacantes tras la salida de socios sin escrúpulos en el mercado interno, incluyendo bienes de consumo, equipamiento industrial y de servicios, maquinaria de construcción y agrícola”, sostuvo Putin.

Según el presidente, Rusia – el segundo productor de grano después de Ucrania y donde la campaña agrícola se ha frustrado por la ofensiva rusa – espera una cosecha récord este año de 130 millones de toneladas, incluyendo 87 millones de toneladas de trigo.

“Esto nos permitirá no solo satisfacer las necesidades internas con un margen, sino también aumentar los suministros al mercado global para nuestros socios, lo cual es muy importante para los mercados globales de alimentos”, subrayó.

A su vez, dijo, la inflación se está desacelerando gradualmente, si bien la tasa anual se sitúa ya en el 17,77 %.

Putin indicó además que entre enero y abril el superávit presupuestario consolidado ascendió a 2,7 billones de rublos (41.000 millones de dólares), aunque los gastos también crecieron notablemente debido a decisiones para sostener la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba