Acusado narco-avioneta retenida en RD muere en Venezuela

Es el segundo implicado que fallece en prisión

El financista de un cargamento de cocaína decomisado en una avioneta retenida por las autoridades dominicanas en el aeropuerto de La Romana, hace seis años, murió en una prisión de Venezuela.
Se trata de Pablo Gerardo Cárdenas Chacón, quien estaba esperando proceso en la comunidad penitenciaria Fénix del estado de Lara, al oeste de Venezuela y es el segundo implicado en esa operación de narcotráfico que muere en prisión.
Pablo Gerardo Cárdenas Chacón, uno de los detenidos en 2016 por el envío de 349 panelas de cocaína del Aeropuerto Internacional Jacinto Lara de Barquisimeto a República Dominicana, tenía 51 años de edad, era ingeniero civil y accionista de dos contratistas del Estado.
 La ONG Una Ventana a la Libertad, fue la que dió a conocer la muerte del recluso porque según dice, estaba privado de s libertad tras seis años preso sin sentencia.

La organización aseguró, en un comunicado, que “las causas de las muertes son las mismas que se vienen registrando desde 2017 y que, con el pasar de los años, han cobrado más víctimas: insuficiencia respiratoria, desnutrición y tuberculosis”.

La narco-avioneta que fue retenida en el 2016 por la DNCD con un cargamento de casi 400 kilos de cocaína, en una operación de narcotráfico que involucró el encargado de la Interpol, Eliécer García Torrealba.

Aunque, prosiguió, este año “también han muerto presos de Fénix por cardiopatía congénita e hipertensión pulmonar”.

Pablo Gerardo Cárdenas, paciente oncológico de 51 años, murió este martes en un hospital de Lara a donde fue trasladado desde la prisión, donde permanecía detenido por estar, presuntamente, vinculado con una narcoavioneta retenida por las autoridades de República Dominicana en marzo de 2016.

Según la ONG, Cárdenas había sido imputado por “tráfico de droga en calidad de director financista y asociación para delinquir”.

La ONG señaló que la muerte de Cárdenas se suma a la de José Humberto Hernández Rodríguez, supuestamente vinculado también con el caso de la narcoavioneta, quien falleció por tuberculosis en marzo de 2021

“Ambos fallecieron enfermos, sufrieron la inoperancia judicial pues nunca tuvieron sentencia definitiva luego de que fueran presentados en el año 2016 (…). Vivieron en carne propia cómo no eran atendidos de forma inmediata y eficaz cuando necesitaban un médico”, dijo la ONG.

Botón volver arriba