Dos hermanos entre asaltantes mataron hijo diputado

Los asesinos del hijo del diputado Darío Zapata son parte de una banda  de asaltantes que andaba “patrullando” por la capital, despojando a ciudadanos de sus pertenencias, dinero, joyas y teléfonos celulares que luego vendían en negocios ubicados en la parte alta de la capital.

Entre los delincuentes hay dos hermanos, residentes en las Colinas de Arroyo Hondo, en Santo Domingo Norte, quienes se encargaron de parte de la logística, alquilando la yipeta en la que se desplazaban para cometer sus fechorías.

El diputado Darío Zapata en el velatorio de su hijo Dabel, asesinado por delincuentes.

Se trata de los hermanos Keyel y Julio César Ibert Jiménez, este último detenido por la policía a la que ofreció detalles de las circunstancias que rodearon la muerte del joven Dabel Zapata, en un negocio de comida rápida del kilómetro ocho y medio de la Avenida Independencia.

Ibert Jiménez reveló que quien le hizo los disparos mortales al hijo del legislador de Dajabón fue uno de sus socios, identificado como El Feo, quien sigue prófugo.

La policía dijo que el medio de transporte para cometer el asalto fue una jeepeta Ford Scape XTL, “propiedad de un ciudadano, cuya identidad se hace reserva, quien dijo a los investigadores que se la alquiló a los hermanos Ibert Jiménez por un período de tres días, y que se la entregó a ellos un día antes del suceso”.

La Policía indicó que el detenido admitió haber cometido el atraco en un negocio de comida rápida en el kilómetro 8½ de la avenida Independencia, en compañía de su hermano identificado como Keyel;  Raúl también conocido como Cristian y los apodados “El Flaco” y “El Feo”, quienes son buscados mediante órdenes de arresto.

La policía allanó la vivienda de los hermanos Ibert Jiménez, que parecen los cabecillas de la banda, ocupando un chaleco antibalas, tres pantalones, dos camisas, dos celulares, dos pasaportes y un abrigo, entre otros objetos.

Con relación al arma homicida, el apresado dijo que está en poder de “El Feo”, mientras que el propietario de una tienda de celulares ubicada en el sector de Capotillo, del Distrito Nacional, entregó a los investigadores dos celulares, uno de ellos despojado a una mujer en el mismo momento de perpetrar el hecho, donde resultó muerto.

Mientras que dos empleados de la tienda, al ser cuestionados, dijeron que los hermanos Ibert Jiménez fueron quienes llevaron los teléfonos móviles al negocio para desbloquearlos, mientras que otro hombre que fue detenido para fines de investigación, declaró que el prófugo “Raúl” se presentó en su garaje en el sector Los Tres Brazos a dejar la jeepeta antes mencionada.

Botón volver arriba