Advierte salud mental está en emergencia en el país

El ex presidente del Colegio Dominicano de Siquiatría, doctor José Miguel Gómez advirtió este lunes que la salud mental en el país está en emergencia por la falta de camas, profesionales de la conducta, atención especializada y servicios con enfoque comunitario, además de la baja inversión.

Escritor de más de catorce libros sobre el tema, el profesional citó también la necesidad de abrir centros especializados para tratar las adicciones, otra causa de trastornos mentales, pues solo existe uno en el hospital Francisco Moscoso Puello, pero sin capacidad de internamiento.

Doctor José Miguel Gómez.

Lamentó que la salud mental continúe siendo la gran cenicienta del sector, pese a que las proyecciones en la etapa post pandemia es que el 30% de la población padezca en algún momento de su vida una condición de ese tipo.

“Yo espero que el presidente Luis Abinader y su esposa (Raquel Arbaje) tan preocupada por los enfermos mentales, puedan antes de un año cumplir las promesas en políticas de salud mental que necesita tanto el pueblo dominicano”, indicó el ex presidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría.

En el país, el Plan Nacional de Salud Mental 2019-2022, lanzado hace tres años, se quedó en un programa de buenas intenciones que, en lugar de cumplirse, experimentó preocupantes retrocesos en esa rama de la medicina.

El plan, elaborado por el Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se puso en marcha el 16 de abril de 2019, basado en la descentralización de los servicios en esa área y en el respeto de los derechos humanos de las personas que padecen diversos trastornos mentales.

LO QUE DICE LA OPS SOBRE SALUD MENTAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y su regional OPS conmemoran la fecha con el lema “Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad”, consciente de que la pandemia de Covid-19 ha agravado la situación de salud mental en las Américas, aumentando los nuevos casos de afecciones y empeorando las preexistentes.

Plantea que, en un mundo tan desigual, la pandemia también ha producido en la región interrupciones significativas en los servicios para trastornos mentales, neurológicos, uso de sustancias e ideas suicidas, que representan el 34% del total de años vividos con discapacidad.

“Ahora más que nunca, mientras la pandemia de COVID-19 destaca y profundiza las inequidades de larga data en la salud mental en la Región, es esencial que trabajemos para hacer que la atención de salud mental sea una realidad para todos”, indicó el organismo de Naciones Unidas.

Los trastornos mentales representan 14% de la carga total de enfermedad en América Latina y el Caribe, y casi 100,000 personas mueren por suicidio cada año en la Región.

Botón volver arriba