Aires de demagogia en descongestionamiento de “Carcelita”

Fue el director de la Oficina de Defensoría Pública el primero que denunció la situación de los detenidos en la Carcelita Bella Colina de Manoguayabo, tema que han tomado demagógicamente otros funcionarios.

El Defensor del Pueblo está  “alarmado” por el hacinamiento en la denominada Carcelita de Bella Colina, cuando en La Victoria y otras cárceles del país hay una exagerada sobrepoblación penitenciaria.

Este fin de semana fueron trasladados 14 reclusos preventivos en una pri­mera jornada en La deno­minada “Carcelita”de Be­lla Colina, que funciona en un sótano del cuartel policial  de Manoguayabo, del muni­cipio Santo Domingo Oes­te

En los próximos días, otros pri­vados de libertad serán trasladados para continuar con el descongestionamiento de esa cárcel, programada en principio para albergar a 20 personas, pero esto terminó apiñan­do a 160 internos.

Un oficial policial, que pre­firió el anonimato por no estar autorizado, dijo espe­rar que en una semana, con la agilización de los pro­cesos por parte de la Pro­curaduría, esa cárcel esté operando en condiciones aceptables.

El traslado de los reclu­sos, cuyos recintos de des­tino no fueron revelados, se produjo luego de que el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, el fiscal de esa juris­dicción, Edward López, y  una comisión de diputados reali­zarán una visita al sótano del cuartel de policía.

Ulloa dijo que han podido comprobar que la cárcel que funciona en el sótano es inhumana y que en ella se vulneran los derechos de las personas.

“Nosotros entendemos que se debe descongestionar la cárcel que funciona en el sótano, porque viola dere­chos fundamentales”, aco­tó el defensor del Pueblo.

Destacó que pudo sentir el dolor y la desesperación que cada uno de los encar­celados que aguardan ahí, que, aunque no lo expresa­ron con palabras, vieron en sus rostros la pena de tener que vivir “la peor experien­cia de sus vidas”.

De su lado, el fiscal dijo que en la semana fueron movi­lizados varios internos para descongestionar la cárcel, y que agilizando los pro­cesos entiende que en un tiempo prudente tendrán espacio con capacidad para el número de personas es­tablecidas.

Mientras que Manuel Mer­cedes Medina, presiden­te de la Comisión Nacional de los Derechos Humano (CNDH), advirtió que, si a más tardar el martes de la próxima semana no buscan solución a esta problemáti­ca, procederán a denunciar la situación a organismos internacionales.

 

Botón volver arriba