Bandas haitianas están afectando el comercio bilateral por Jimaní

La presencia de las bandas haitianas en poblados que hacen frontera con Jimaní, están afectando las actividades comerciales dejando pérdidas millonarias.

Y es que desde hace casi un mes hay dificultades para el intercambio de mercancías en esta parte de la frontera dominico-haitiana

Según los comerciantes la paralización del comercio no solo ha dejado pérdidas en mercancías, sino también vidas humanas y propiedades.

Las bandas haitianas que controlan los pueblos de Cuadebuque, Malpase y la Papay, solo permiten la entrada de camiones de carga y pasajeros tras el pago de un peaje de diez y veinte mil gourdes.

Según un dato extraoficial, los comerciantes haitianos han tenido que cambiar de ruta por Elías Piña.

La paralización de las actividades comerciales en zona ha creado un cordón de miseria y el desplome económico de comerciantes, motoconchos, choferes, vendedores ambulantes, transportistas de pasajeros y otros.

Iguales situaciones viven los residentes de los pueblos Fondparisien, La Trablé, La Papay y Cuadebuque, controladas por las bandas haitianas.

Nikelson Valle, uno de los comerciantes de Jimaní, y Laureano Santana, presidente de la Asociación de Vendedores de Huevos y Pollos, aseguraron que uno de los comerciantes haitianos recibiría un millón de pesos en huevos y fue asesinado, y quemado junto a la unidad vehicular en Fondparisien al tratar de pasar sin el pago del peaje.

Botón volver arriba