En Europa no todos están de acuerdo con sanciones a Rusia

Olaf Scholz, Canciller Alemania

Las sanciones que los ministros europeos de Asuntos Exteriores europeos aprobarán formalmente hoy no incluyen la desconexión de Rusia del sistema internacional de transferencias bancarias Swift por las reticencias de tres países, Alemania, Italia y Austria, a emplear esta posibilidad, que se considera como el verdadero «botón nuclear» de los castigos en el campo económico.

Los miembros del Consejo Europeo acordaron un paquete de sanciones económicas «masivo y doloroso» en respuesta al ataque militar de Moscú contra Ucrania, pero no incluyeron esta medida a pesar de que el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, se lo había suplicado en un mensaje en el que argumentaba que «todos los que ahora duden de si se debe expulsar a Rusia de Swift deben comprender que la sangre de hombres, mujeres y niños también estarán en sus manos».

Al llegar a la cumbre de Bruselas el jueves por la noche, el canciller alemán, Olaf Scholz, ya dijo que la UE debería «reservar» esta medida «para una situación en la que también sea necesario hacer otras cosas».
Además de Alemania, el primer ministro de Italia, Mario Monti, y el canciller de Austria, Karl Nehammer, han señalado que no quieren jugar todas sus cartas de sanciones en esta segunda etapa, precisamente porque necesitan utilizar Swfit para pagar el gas ruso, del cual dependen en gran medida.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, admitió después de la cumbre: «Muchos líderes comparten la opinión de que Rusia debe ser excluida del sistema Swfit, pero se necesita unanimidad para aprobar las sanciones».

Los ministros europeos de Exteriores se reúnen esta tarde para aprobar formalmente el paquete final de sanciones que la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, había prometido que «tendrán un fuerte impacto» sobre la economía rusa y «dificultar el crecimiento económico de Rusia, acelerar la inflación, intensificar las salidas de capital; y erosionar gradualmente su base industrial» del país.

Botón volver arriba