Inmigrantes a la casa de la Vicepresidenta Estados Unidos

Los dos autobuses con un centenar de migrantes fletados por el gobernador de Texas tenían pautado dejar a los indocumentados en las proximidades de la estación de trenes de Washington DC, Union Station, en cambio fueron llevados hasta las afueras de la residencia de la vicepresidenta Kamala Harris, lo que los hizo sentirse parte de un “show político”, aseguró Marisela Castillo Apitz, directora de la ONG Humanitarian Action.

En sus declaraciones a la prensa, Castillo Apitz explicó que estaban esperando a los migrantes en las proximidades de Union Station, a donde han estado llegando autobuses fletados por Texas con indocumentados en los últimos meses, lo que cambió en la mañana de este jueves.

Los autobuses con los inmigrantes fueron fletados por el gobernador de Texas.

“De pronto nos avisaron que estaban aquí, fuera de la casa de la vicepresidenta, muy raro. Ellos dijeron que se sintieron engañados, esas fueron sus palabras, se sintieron parte de un show político. En total eran 101 migrantes, en su mayoría venezolanos”, apuntó.

Castillo Apitz afirmó que los migrantes se quedaron “desconcertados y perdidos en estas calles”: “Desde Texas les dijeron que los iban a llevar a una estación de autobuses, de pronto los dejaron en estas calles y se dieron cuenta que era mentira, que eran parte de un show político”, dijo.

La activista, que opera en Washington DC, indicó que su organización acompaña a los migrantes a iglesias y refugios temporales.

“El problema es que la mayoría de ellos no tiene a nadie acá, entonces se encuentran aún más vulnerables, porque no saben a dónde dirigirse -lamentó-. Ahora deben empezar su vida desde cero”.

La llegada de estos dos autobuses a la capital de EE.UU. coincide con el envío de medio centenar de migrantes, sobre todo venezolanos, a la exclusiva isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts, tras haber sido trasladados en avión desde Texas y Florida.

Los migrantes, entre los que hay también algunos colombianos, llegaron en dos aviones que aterrizaron inesperadamente en el aeropuerto de Martha’s Vineyard, lo que obligó a los responsables de gestión de emergencias de esta isla del nordeste de EE.UU. a movilizarse para darles atención sanitaria, alojamiento y comida, precisó The Vineyard Gazette.

En un video enviado a la cadena Fox, el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, se atribuyó el mérito de enviar a los migrantes a la isla, apuntó por su lado el Martha’s Vineyard Times.

En 2021, DeSantis prometió gastar ocho millones de dólares para enviar inmigrantes fuera de su estado y mencionaba a Martha’s Vineyard como un posible destino.

En abril pasado Abbott anunció su intención de mandar a indocumentados a Washington DC, en respuesta a la decisión del Gobierno del presidente Joe Biden de rescindir una normativa sanitaria que permitía expulsarlos por la pandemia, que no llegó a ponerse en marcha por el bloqueo de los tribunales.

Botón volver arriba