Insoportable ola de calor en Estados Unidos

Una prolongada ola de calor amenazaba a unos 130 millones de personas en Estados Unidos durante el fin de semana y la semana próxima, tras romper o igualar récords con temperaturas peligrosamente altas, y se esperaba que siguiera batiendo marcas de una costa a otra del país, según meteorólogos.

Ukiah, al norte de San Francisco, alcanzó los 47 grados Celsius (117 grados Fahrenheit) el sábado, lo que batió el récord de la ciudad para esa fecha e igualó su máximo histórico para cualquier día del año. Livermore, al este de San Francisco, tuvo 43.8 ºC (111 ºF), con lo que batió el récord diario de temperatura máxima de 42.7 ºC (109 ºF) fijado más de un siglo antes, en 1905.

Las Vegas igualó su marca de 46 ºC (115 ºF), que se había registrado en 2007; Phoenix llegó a 45.5 ºC (114 ºF), rozando el récord de 46.7 ºC (116 ºF) documentado en 1942.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que ampliaría hasta el viernes la alerta por calor excesivo en buena parte del suroeste del país.

  • “Una ola de calor peligrosa e histórica acaba de empezar en la zona, con temperaturas que se espera toquen techo entre el domingo y el miércoles”, indicó la oficina del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) en Las Vegas en un reporte actualizado.

En Las Vegas, donde el mercurio alcanzó los 37.7 ºC (100 ºF) a las 10:30 de la mañana, Marko Boscovich dijo que la mejor manera de vencer el calor era un asiento en una máquina tragamonedas con una cerveza fría y dentro de un casino con aire acondicionado.

ndo alcanza tres dígitos ya me da lo mismo”, dijo Boscovich, que estaba de visita desde Sparks, Nevada, para ver un concierto de Dead & Company en la Sphere el sábado por la noche. “Quizá toquen una de mis favoritas, ´Cold Rain and Snow´ (Nieve y lluvia fría)”.

En las zonas más húmedas del país, las temperaturas podrían superar los 38 ºC (100 ºF) en partes del noroeste de la costa pacífica, la costa atlántica central y el noroeste, indicó Jacob Asherman, meteorólogo del NWS.

Los expertos predijeron que las temperaturas estarían cerca de los récords diarios en la región casi todos, si no todos, los días de la próxima semana. Se esperaba que las máximas en zonas sureñas de desierto rondaran entre los 46,1 y los 48,8 grados Celsius (de 115 a 120 grados Fahrenheit).

Se emitieron inusuales avisos por calor incluso en zonas elevadas como los alrededores del lago Tahoe, en la frontera de California y Nevada, y la delegación del NWS en Reno, Nevada, advirtió de “grandes impactos de riesgo por calor, incluso en las montañas”.

Botón volver arriba