Justicia española atrapa criminal dominicano 22 años después

El brazo de la justicia ha atrapado, 22 años después,al dominicano Richard Wilson Torres  quien será juzgado en España la próxima semana,luego de matar a tiros a dos hombres con los que discutió en el bar de copas que regentaba en la localidad madrileña de Fuenlabrada, huyendo a su país natal, hasta que fue extraditado en 2022.

La Audiencia Provincial de Madrid tiene previsto juzgar con jurado desde el próximo viernes, día 17, a Richard Wilson por presuntamente asesinar a Miguel Ángel Cuenca, conocido como Gorin, y Jesús Manuel Torres, Jaro, el 18 de septiembre de 2002 en el discobar Anaisa.

La Fiscalía pide para él 40 años de cárcel como autor de dos delitos de asesinato, y que indemnice con 180,000 euros (194,000 dólares) a la madre del segundo y con 60,000 euros (64,600 dólares) a cada uno de los diez hermanos de las dos víctimas.

El Ministerio Público relata que el 18 de septiembre de 2002, Jaro y Gorín acudieron al bar de copas Anaisa, y mientras tomaban unas consumiciones discutieron con el acusado, que regentaba el local, y quien “con ánimo de acabar con la vida de ambos, de forma sorpresiva y privándoles de toda posibilidad de defensa, sacó un arma de fuego” y les disparó.

Lo hizo a una distancia aproximada de metro o metro y medio, provocando a ambos la muerte instantánea, detalla el escrito.

Los cuerpos aparecieron el 2 de octubre de 2002 en la localidad de Yeles (Toledo, centro de España) y el acusado estuvo fugado de la justicia española en República Dominicana casi 20 años.

Botón volver arriba