Masivas protestas por mejores salarios en Reino Unido

Más de 500.000 trabajadores, incluidos maestros, empleados ferroviarios y funcionarios públicos, inician este miércoles una huelga masiva en el Reino Unido, provocando la paralización de las actividades educativas de millones de estudiantes y una interrupción de la producción, informan medios locales.

En la ola de manifestaciones, considerada la más grande en la última década, se prevé que participen alrededor de 300.000 maestros de escuelas y colegios, 100.000 funcionarios públicos, 70.000 docentes universitarios y más de 60.000 trabajadores ferroviarios, entre otros, detalla Reuters.

Se estima que esta paralización le podría costar a la economía 200 millones de libras esterlinas (unos 240 millones de dólares). Además, aproximadamente el 85 % de las escuelas públicas inglesas y galesas, un total de 23.400, se verían obligadas a suspender actividades.

Qué reclaman los maestros?

“No recuerdo la última vez que tuve un aumento de sueldo, el Gobierno no valora a los maestros con experiencia. También estoy muy preocupada por los profesores jóvenes con los que trabajo. He visto a muchos ir y venir y eso se debe a que sienten que el bajo salario no vale la pena”, manifestó Yvonne, de 59 años, una profesora de primaria, citada por el Sindicato Nacional de Educación (NEU) de Inglaterra y Gales.

“Una gran parte de mi sueldo se destina a gastos de guardería y, con el aumento del costo de vida, he tenido que pensar en si puedo permitirme comprar dulces para mis hijos, ir de vacaciones o incluso si podré ofrecerles ayuda en el futuro si van a la universidad”, contó Emma, de 40 años, otra maestra de primaria.

Apoyo de los padres de familia

Por su parte, los padres de los estudiantes destacan el trabajo de los maestros y consideran que “han sido recompensados con muchos años de mala paga, malas condiciones y mayores cargas de trabajo”. “Es vergonzoso que el Gobierno los haya puesto en una situación en la que están obligando a los maestros a hacer una huelga”, dijo Matthew Rodriguez, padre de dos niños, citado por The Guardian.

“Es la pesadilla de todos los padres. Soy una madre soltera que trabaja seis días a la semana. Soy dueña de mi propio negocio y no puedo tomarme el día libre”, expresó Marjan Sangsefidi, preocupada por el cuidado de su hijo de siete años durante el tiempo que no irá a la escuela.

A su vez, un padre de dos niños, comentó que tendrá que “perder un día completo de trabajo” por la huelga, pero está “más que feliz de hacerlo para apoyar a los maestros”. “Los maestros son mal pagados, no son apreciados y no tienen el apoyo o las herramientas que necesitan”, agregó.

Respuesta del Gobierno

La secretaria de Educación del Reino Unido, Gillian Keegan, dijo que está “decepcionada” de que los sindicatos de maestros hayan tomado la decisión de ir a huelga. Además, sostuvo que la manifestación industrial era innecesaria y que las negociaciones aún continuaban.

La alta funcionaria también dijo que esperan que tantas escuelas como sea posible permanezcan abiertas.

De acuerdo con una carta enviada por Keegan a los centros educativos, se dejó en claro que los maestros involucrados en la huelga no tienen derecho a recibir su pago. No obstante, asegura que es difícil controlar la situación debido a que los docentes no están obligados a declarar su intención de participar en las movilizaciones, y de esta manera reciben su salario tras afirmar que están trabajando.

  • El Reino Unido ha sido escenario de una serie de huelgas desde finales del año pasado por parte de trabajadores de diferentes áreas, exigiendo en su mayoría un aumento salarial.
  • Más de 70.000 investigadores, académicos y administradores universitarios protestaron en noviembre por cuestiones de salarios, pensiones y beneficios contractuales.
  • En diciembre, paramédicos y personal de emergencias de Inglaterra y Gales realizaron una huelga en el Reino Unido para exigir aumento de salarios.
  • Recientemente, unos 40.000 empleados de Network Rail y 14 compañías operadoras de trenes cerraron la mayoría de los servicios ferroviarios en todo el país para reclamar mejores condiciones de trabajo.

Botón volver arriba