Sigue la emergencia por inundaciones en La Florida

Una perturbación tropical ha provocado una inusual emergencia por inundaciones repentinas en buena parte del sur de Florida, mientras los residentes se preparaban para recibir más lluvias intensas el jueves y el viernes.

Los aguaceros del miércoles y las inundaciones posteriores bloquearon carreteras, hicieron flotar vehículos y retrasaron el viaje de los Panthers de Florida para disputar partidos de la Copa Stanley en Canadá contra los Oilers de Edmonton.

El desorganizado sistema de tormentas se desplazaba por Florida desde el Golfo de México en torno al inicio de la temporada de huracanes en junio, que este año se espera esté entre las más activas de la memoria reciente, entre preocupaciones de que el cambio climático esté agravando la intensidad de las tormentas.

El meteoro aún no tenía categoría de ciclón y era poco probable que formara un sistema tropical una vez saliera al océano Atlántico tras cruzar Florida, según el Centro Nacional de Huracanes.

“Independientemente de su desarrollo, se prevé que continúen las fuertes lluvias en partes de la península de Florida durante los próximos días”, publicó el Centro Nacional de Huracanes en su sitio web el miércoles.

Muchas carreteras estaban inundadas y eran impracticables para los vehículos. En la importante Interestatal 95, en el condado Broward, el tráfico en sentido sur fue desviado en torno a un tramo inundado y había contratistas de camino para bombear el agua, indicó en un email la Patrulla de Autopistas de Florida. La interestatal no reabriría hasta que se hubiera drenado el agua, añadió la agencia.

La oficina del servicio meteorológico en Miami emitió advertencias cada vez más severas.

“Se están produciendo inundaciones que ponen en riesgo la vida”, indicó el servicio en la red social X. “Por favor, manténganse alejados de las carreteras y acudan a tierras más altas”.

Los alcaldes en Fort Lauderdale y Hollywood declararon el estado de emergencia en sus poblaciones el miércoles por la tarde. Más tarde el miércoles, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, también declaró el estado de emergencia en cinco condados: Broward y Miami-Dade, en la costa atlántica del estado, y Collier, Lee y Sarasota en la costa occidental.

Botón volver arriba