Temor por casos de polio registrados en Nueva York

A partir del primer caso de poliomielitis informado por el Departamento de Salud de Nueva York en el condado de Rockland, se han revelado que hay tres muestras positivas de aguas residuales en el mismo lugar y una cuarta en el condado de Orange y se relacionaron genéticamente con el primer caso.

Las muestras dieron a conocer que el virus de poliomielitis se ha estado propagando dentro de las comunidades locales cercanas. Las muestras recientes fueron recabadas de dos ubicaciones en el condado de Orange en junio y julio y una en el condado de Rockland en julio.

“Con base en brotes anteriores de polio, los neoyorquinos deben saber que por cada caso de polio paralítico observado, puede haber cientos de otras personas infectadas”, declaró la Dra. Mary T. Bassett, comisionada de salud del estado.

 

“Junto con los últimos hallazgos de aguas residuales, el Departamento está tratando el caso único de poliomielitis como solo la punta del iceberg de una propagación potencial mucho mayor. A medida que aprendemos más, lo que sí sabemos es claro: el peligro de la poliomielitis está presente en Nueva York hoy”, añadió.

El Departamento de Salud de NY ratificó que aún está investigando la procedencia del virus y expresó que todavía no está claro si la persona infectada en el condado de Rockland estaba vinculada con otros casos, según CBS News.

La poliomielitis es “una enfermedad grave y potencialmente mortal”, informó el Departamento de Salud del estado. Es muy contagioso y puede ser transmitido por personas que no tienen síntomas. Los signo iniciales de la enfermedad aparecen en los primeros 30 días posteriores a la infección y pueden ser desde leves o parecidos a los de una gripe.

Algunas personas infectadas pueden quedar paralizadas o morir debido a la gravedad del virus.

Las autoridades sanitarias alientan a los neoyorquinos no vacunados a hacerlo inmediatamente. Las personas no vacunadas que viven, trabajan o pasan tiempo en el condado de Rockland, en el condado de Orange y el área metropolitana de Nueva York tienen mayor riesgo de contagiarse.

Botón volver arriba